jedavu:

A Sea of 4.5 Million Baby Blue Eye Flowers in Japan’s Hitachi Seaside Park

love ‘em

love ‘em

ivvvoo:

Sky falling down by Raquel Palacios
La chica que soñaba demasiado, demasiado alto -cap1

De tanto leer novelas de ficción, Mina Cervantes terminó por perder la cabeza, o al menos… parte de ella. Todo empezó en el invierno después de terminar los estudios de arquitectura, con demasiado tiempo en las manos, demasiado frío y exceso de pensamientos, no le quedaba más que sumergirse entre vidas ajenas, reales o irreales, aparentemente mucho más interesantes que la suya. Ella siempre se había considerado una persona imaginativa, reflexiva, sensible e irremediablemente romántica aunque mantenía esos aspectos de su naturaleza sensiblemente camuflados bajo una aparente liviandad. Disfrutaba mucho el tiempo con sus amigos y familia pero una parte de sí misma siempre estaba en otro lado, tan lejos como lo está un extremo de la galaxia del otro, aunque al fin y al cabo estos puntos acabarán por encontrarse algún día.

Cuando estaba sola y era tarde se dedicaba a alimentar su mente con cuentos, ideas, pensamientos que la llevaban más lejos aún. Cada historia le mostraba una manera distinta de ver la vida, una época diferente… una tarde estaba en Japón antes de la segunda guerra mundial y al día siguiente en un país distópico llamado Panem donde los rebeldes intentaban derrocar un régimen opresivo en una sociedad inventada. Una noche era una guerrera revolucionaria y la otra una buceadora buscadora de perlas en un pequeño pueblo oriental. Cualquier identidad se le antojaba mejor que la suya en ese momento, pues al acabar la universidad la falta de actividad había acabado por estancarla en una especie de letargo hasta entonces desconocido para ella. Hasta entonces, Mina no había hecho otra cosa que diseñar y crear proyectos cada semestre y sin una salida para su creatividad pues se sentía como una herramienta sin uso perdida en algún estante. La frustración de los creativos se convirtió en algo real y- valga la redundancia- muy frustrante.

Fue así como Mina encontró esa pequeña luz, que se hizo más fuerte y potente… siempre había leído para escapar de las preocupaciones y de la rutina, pero esta vez las escapadas se hicieron más frecuentes. Hasta que ya no supo si quería regresar. 

*** (continuará)

how i feel when we chat


Sequoia Retreat Center by (scissorina) | Website

Sequoia Retreat Center by (scissorina) | Website

we’ll cross that bridge when we get there…

we’ll cross that bridge when we get there…

Comparison is an act of violence against the self.
Maya Angelou (via lindsaybottos)

toxic-ponies:

vacilandoelmundo:

“We need the tonic of wildness…At the same time that we are earnest to explore and learn all things, we require that all things be mysterious and unexplorable, that land and sea be indefinitely wild, unsurveyed and unfathomed by us because unfathomable. We can never have enough of nature.” 

―Henry David Thoreau, Walden: Or, Life in the Woods

Alex Strohl (photos and captions sourced from his Instagram account) spent eight days in Alberta working on the Alberta 1x1 project for the Canadian Tourism Commission and Travel Alberta. The mission: “to travel as a team, explore Alberta and put its vast natural beauty on display using stunning visual content.”

All I can say is I want to go to there (and get in touch with nature).

Woab

true^